¿Cómo comprimir una imagen?

Optimizar una foto es un paso crucial que debes tomar antes de publicarla en internet. La compresión juega un rol clave en la optimización de las imágenes, debido a que te permite reducir el tamaño de tu contenido visual sin una pérdida significativa de calidad. La diferencia entre la foto original y la comprimida tiende a ser prácticamente inapreciable por el ojo humano. Además, este es un proceso sumamente simple que no te tomará mucho tiempo.Pero para lograr los mejores resultados y conservar la alta calidad de tu contenido visual, necesitas saber cómo comprimir una imagen de forma correcta.

Comprimir imagen online

¿Por qué es importante la compresión de imágenes?

Probablemente te estés preguntando cuál es el objetivo de la compresión de una imagen. Pues acá tienes la respuesta.

Cuando bajas el peso de tu imagen al comprimirla podrás:

      • Reducir el tiempo de carga de tus sitios web, lo que significa que tus imágenes se visualizarán más rápido.
      • Liberar la memoria de almacenamiento de tu teléfono/computadora casi en un 80%.
      • Compartir rápida y fácilmente mediante correo electrónico, redes sociales y otros medios.

La mayoría de las veces, la necesidad de comprimir imágenes surge cuando van a subirse a un sitio web. Las imágenes en alta resolución impactarán de manera negativa el tiempo de carga de su sitio web. En otras palabras, incluso si tus fotos se ven muy bien, igualmente tardarán una eternidad en cargarse. Los investigadores han descubierto que si un sitio web tarda más de 3 segundos en cargarse, los visitantes se irán y buscarán lo que requieren en otro lugar.

como comprimir imagenes

Actualmente, las personas tienen una enorme cantidad de alternativas de productos y servicios, lo que naturalmente las ha malcriado, y ahora simplemente se niegan a invertir mucho tiempo y esfuerzo para comprar algo que quieren. Por ende, es tu trabajo optimizar tu sitio web y hacer que se cargue casi instantáneamente. Si no proporcionas a tus clientes una experiencia de compra excepcional, entonces acudirán a tus competidores.

Qué puede suceder si no logras comprimir imágenes antes de publicarlas en tu sitio web:

  1. Aumentará el tiempo de carga de la página y caerá drásticamente la tasa de conversión. Si llenas tu sitio web con imágenes en alta resolución y de gran tamaño, estas tardarán más tiempo en cargarse, incluso si los visitantes tienen una conexión a internet muy buena. Como ya ha sido mencionado, a las personas no les gusta cuando los sitios web no se cargan rápido. Se cansarán de esperar y se irán. Como resultado, tendrás menos visitantes, lo que hará que baje la tasa de conversión. En consecuencia, esto llevará a que disminuyan tus ganancias.
  2. Los visitantes pueden perder algo de su tráfico de internet. Cuando estén visitando tu sitio web con muchas fotos pesadas y de alta calidad, las personas perderán una parte de su tráfico de internet sin darse cuenta. Y ten por seguro que eso no les gustará.

Otro punto que hay que notar es que, incluso si no tienes un sitio web propio, puede que igualmente necesites comprimir imágenes. Muchos sitios web tienen un límite de tamaño para cargar fotos. Por ejemplo, las fotos de perfil generalmente tienen un tamaño un poco más pequeño. Un sitio web se negará a aceptar una imagen cuyo tamaño no cumple con sus requerimientos, y te obligará a seleccionar otra foto. Este problema también se puede solucionar con la compresión de archivos de imágenes.

Comprimir imagen online

¿Cómo funciona la compresión?

Comprimir una imagen es reducir su tamaño en bytes mientras se mantiene su calidad en un nivel aceptable. Si no haces mucho zoom, la original y la copia comprimida lucirán como si tuvieran la misma calidad. La información a saber, sin embargo, es que existen diferentes niveles de compresión – con pérdidas y sin pérdidas – y los formatos de imágenes tienden a respaldar solo uno de los dos tipos de compresión.

Si logras comprimir fotos de manera correcta, puedes reducir su tamaño entre un 70% y 90% sin complicaciones.

Hay dos formas principales para comprimir archivos:

      Comprimir imágenes sin pérdida de calidad. La compresión sin pérdidas no quita ningunos datos críticos de una imagen, ni tampoco reduce su calidad. La otra ventaja de este método es que tus imágenes comprimidas pueden volver a su estado inicial sin ningún tipo de distorsión o degradación. La parte mala, no obstante, es que con la compresión sin pérdidas el peso de tus imágenes no se reducirá radicalmente. Uno de los formatos más populares que respalda la compresión sin pérdidas es el PNG.
      Comprimir imágenes con pérdida de calidad. La compresión con pérdidas consiste es quitar datos redundantes y menos cruciales de manera permanente. Puedes reducir drásticamente el tamaño del archivo, pero también puedes degradar la calidad, aunque esto último sucede si comprimes en exceso la imagen. Con la cantidad justa de compresión con pérdidas, la calidad de la imagen puede conservarse. Otra cosa a tener en cuenta es que si una foto ya pasó por un proceso de compresión con pérdidas, entonces no podrá volver a su estado inicial porque es un proceso irreversible. El formato de imagen más común que respalda la compresión con pérdidas es el JPEG, también conocido como JPG.
como comprimir imagenes online

La compresión con pérdidas se apoya en muchas de las imperfecciones del ojo humano. Cuando consigues comprimir imágenes en JPEG, el algoritmo de compresión apunta hacia transiciones de tonos y colores similares. El ojo humano detecta la diferencia entre oscuridad y brillo mucho mejor que la diferencia entre colores. Esto es por lo que las fotos en blanco y negro tienen mucha profundidad y una mayor cantidad de detalles. Mientras que si te deshaces de todos los puntos brillantes y oscuros de una foto, te quedarán manchones de colores y ningún sentido de la dimensión. En consecuencia, la compresión tiende a mantener el contraste entre brillo y oscuridad, sacrificando en lugar de ellos tonalidades similares.

Comprimir imagen online

¿Cómo puedes comprimir imágenes?

Puedes comprimir imagen usando varios servicios online y softwares de edición. Incluso algunos programas básicos que tienen todas las computadoras Mac y Windows te permiten reducir el tamaño de tus fotos mediante la compresión. En otras palabras, es algo bastante fácil de hacer, y no necesitas ningunas habilidades de edición fotográfica.

Sin embargo, la app de Watermarkly simplificará el proceso al máximo, mientras se asegura de que tus imágenes estén comprimidas de manera correcta. No necesitarás descargar o instalar nada en tu dispositivo, ni tampoco agregar ningún tipo de extensiones. ¡Recibirás tus copias comprimidas en pocos minutos!

Un sitio web o plataforma de redes sociales puede comprimir archivos grandes automáticamente si decides publicarlas en internet. Pero esto podría llevar a la degradación de su calidad, ya que es posible que tus fotos terminen borrosas y pixeladas. Si quieres que tus trabajos visuales se vean bien en un sitio web o red social, tendrás que reducir su tamaño al comprimirlas en una app que haya sido diseñada específicamente para ello.

como comprimir una imagen Comprimir imagen online

¿Cómo comprimir una imagen en la app de Watermarkly?

Watermarkly trabaja con tres formatos de imágenes populares:

      • JPEG;
      • PNG;
      • GIF.

La mayoría de las imágenes JPEG pueden ser comprimidas sin una pérdida significativa de calidad. Y también las PNG y GIF.

Nuestro compresor de imágenes reduce el tamaño de tus fotos al quitar información redundante de estas.

Nuestra app hará lo mejor que pueda para preservar una calidad de imagen excelente y garantizar que tus fotos comprimidas se vean tan bien como las originales.

Ahora aprenderás cómo comprimir una imagen:

  1. Dirígete a la página de “Comprimir” en nuestro sitio web.
  2. Sube una o varias imágenes arrastrándolas directamente desde una carpeta, o haz clic en “Seleccionar imágenes” y selecciona una de las siguientes opciones: desde tu computadora, Google Drive, Google Photos o Dropbox. Si quieres importar imágenes de alguno de los almacenamientos de la nube, entonces tendrás que proporcionar el acceso a tu cuenta. comprimir imagenes
  3. En “Configuración” selecciona la calidad de tus imágenes comprimidas. comprimir imagen

Nuestra app ofrece tres opciones para comprimir una imagen:

  1. La mejor calidad. Al seleccionar esta alternativa le indicarás a Watermarkly que puede comprimir archivos teniendo como prioridad la conservación de una calidad excelente.
  2. El menor tamaño. Si bajar el peso de tus fotos es tu principal objetivo, entonces debes optar por esta opción.
  3. Un tamaño específico del archivo. Este camino es ideal para bajar el tamaño de tus fotos hasta un nivel exacto de kilobytes, para así tener un mayor control sobre los resultados finales del proceso de compresión.

Por favor, ten en cuenta que si seleccionas una de las dos primeras opciones, entonces verás el tamaño de tus archivos comprimidos solamente luego de que finalice la compresión.

Al comprimir una imagen, Watermarkly hace todo lo que puede para mantener la calidad de tus fotos comprimidas al nivel de las originales, y al mismo tiempo reducir su tamaño de megabytes hacia kilobytes.

Cómo comprimir una imagen en un Smartphone

Si necesitas comprimir fotos urgentemente que estén guardadas en tu teléfono, no tendrás que transferirlas a tu computadora, ya que puedes usar nuestra app desde el navegador del teléfono móvil. Solo abre nuestro sitio web y ve hacia la página de compresión. La versión móvil de Watermarkly luce y trabaja exactamente igual que la versión de escritorio. El proceso es el mismo: importa tus fotos y selecciona la opción de compresión de imagen que cumpla con tus necesidades. Dependiendo de tu selección, las copias comprimidas se guardarán en la galería de tu teléfono o en alguno de los almacenamientos en la nube..

Con nuestra herramienta online podrás comprimir imágenes en Mac, Windows o cualquier otro sistema operativo. También funciona en smartphones. No importa si tienes un iPhone o un dispositivo Android, siempre podrás comprimir tus fotos sin complicaciones y en cualquier lugar en el que te encuentres – siempre y cuando tengas acceso a internet.

Comprimir imagen online

Ventajas de nuestro compresor de imagen

Nuestra app tiene muchos beneficios::

  1. Puedes cargar imágenes en tres formatos diferentes: JPEG, PNG y GIF, y comprimirlas todas al mismo tiempo. No tendrás que procesar tus archivos JPEG y PNG de forma independiente. La versión gratuita de la app te permite subir un grupo de hasta 10 imágenes. Pero también ofrecemos tres versiones pagas, con las cuales podrás procesar montones de archivos. Obtén más información en esta página.
  2. Watermarkly es una aplicación web que no necesita instalarse en una computadora. Solo abre el navegador de tu elección, dirígete a nuestro sitio web y comienza a comprimir tus fotos. No hay riesgo de que descargues un archivo malicioso, y tampoco tienes que perder tiempo instalando un software. Todas las funciones de nuestro compresor de imágenes están disponibles incluso en nuestra versión gratuita.
  3. Puedes comprimir imágenes en un par de clics. Nuestra app trabaja rápida y eficientemente. ¡Tendrás tus imágenes comprimidas en cuestión de minutos, o incluso menos!
  4. Tus datos y archivos están a salvo con nosotros. Tus imágenes serán comprimidas directamente en tu buscador. Por ende, no se almacenarán en nuestros servidores. Tampoco recolectaremos tus datos personales.
  5. Nuestro sitio web ofrece mucho más que la compresión de una imagen. Con Watermarkly puedes agregar marcas de agua a fotos, recortar imágenes en círculo o rectángulo, así como elegir una de las relaciones de aspecto más populares, cambiar el tamaño de fotos o agregarles un logo.
comprimir imagen

No necesitas ser un editor de imágenes profesional para usar Watermarkly, ya que todas nuestras herramientas online fueron diseñadas para que cualquier persona las pueda utilizar. Todas las guías paso a paso que ofrecemos son sumamente fáciles de seguir.

Comprimir imagen online

JPEG, PNG, GIF. ¿En qué casos debe usarse cada formato?

Hay tres formatos ampliamente difundidos:

JPEG

La gran mayoría de imágenes que ves en internet son JPEG, algo que no debería sorprender ya que es un formato perfecto para fotos que tienen un montón de detalles y colores. Puedes aplicar una compresión fuerte a imágenes JPEG para bajar drásticamente su peso, pero esto también puede degradar su calidad – recuerda que es un formato con pérdidas, por lo que debes ser cuidadoso. No obstante, con el nivel justo de compresión alcanzarás resultados espectaculares. Otra cosa que necesitas saber es que el formato JPEG no respalda transparencias, y no es apto para imágenes que tengan una cantidad pequeña de datos de colores; por ejemplo, capturas de pantalla. Incluso si no vas a comprimirlas, es mejor guardar las capturas de pantalla como archivos PNG.

PNG

Este formato gestiona bordes afilados y transiciones de colores menos sutiles de manera más efectiva que el JPEG, por lo que se utiliza bastante en logos, iconos e imágenes con grandes cantidades de texto. El formato es muy versátil, ya que respalda transparencias y compresión sin pérdidas, lo que quiere decir que los archivos PNG se comprimen sin pérdida de datos. Aunque hay que tener en cuenta que los archivos PNG comprimidos tienen un tamaño mayor en bytes que los archivos JPEG comprimidos. Adicionalmente, este formato no es apto para imágenes con muchos detalles, tal y como las fotografías.

GIF

Este formato también respalda compresión sin pérdidas, pero, al mismo tiempo, los archivos GIF suelen ser de un tamaño más manejable que el de los archivos PNG. El formato GIF puede convertir imágenes en animaciones, por lo que generalmente se usa para crear archivos animados. También tiene algunas desventajas: no respalda bordes mezclados ni sombras, ofrece una selección de color limitada y no expresa muy bien las dimensiones. Asimismo, es un poco retador comprimir archivos GIF, ya que el resultado puede lucir un poco pixelado y, de forma general, no muy bien.

Comprimir imagen online

Respuestas a preguntas frecuentes

Hemos preparado varias respuestas a las preguntas más populares sobre cómo comprimir una imagen y esperamos que las encuentres útiles. Aunque si sigues teniendo alguna duda, recuerda que siempre puedes contactar a nuestro servicio de atención al cliente.

¿Cómo comprimir imágenes sin perder calidad?

Esto es prácticamente imposible si quieres comprimir un archivo en un formato con pérdidas, tal y como el JPEG. En la compresión con pérdidas es necesario quitar datos redundantes, por lo que es inevitable una pérdida insignificante de calidad. Aunque no tienes que preocuparte a causa de ello. Si la compresión no es fuerte, no verás ninguna diferencia entre la foto original y la copia comprimida. Una cosa a tener en cuenta es que si quieres alcanzar los mejores resultados, entonces debes usar una app que te permita preservar la mejor calidad al comprimir imágenes. Afortunadamente, Watermarkly tiene esta característica.

¿Cómo se reduce el tamaño de una imagen?

Si necesitas disminuir las dimensiones de una imagen, usa nuestra aplicación Watermarkly. Es práctica y no necesita descargarse en una computadora o teléfono. Solo debes subir tus imágenes en la app y seleccionar una de las tres opciones: “Mejor calidad”, “Menor tamaño” o “Tamaño específico de archivo”. Con la última podrás ingresar el número exacto de kilobytes que quieres que tenga tu imagen comprimida.

¿Cómo comprimir una imagen gratis?

Puedes comprimir una imagen JPG online y gratis desde nuestro sitio web utilizando nuestra herramienta de compresión. En la versión gratuita de la aplicación puedes trabajar con hasta 10 fotos al mismo tiempo. Si necesitas comprimir más de 10 imágenes, entonces considera comprar una de nuestras tres ediciones. Puedes leer más sobre ellas en este enlace.

¿Cómo comprimir imágenes hasta 200 KB?

Si quieres comprimir na imagen hasta un tamaño específico, selecciona la opción “Tamaño específico de archivo” en los ajustes de exportación. Seguidamente, ingresa el número de kilobytes que quieres que tengan tus imágenes comprimidas.

¿Cómo comprimir una imagen desde un iPhone?

Watermarkly también viene a tu rescate en este caso. No tienes que descargar ninguna app móvil para comprimir tus fotos desde un iPhone o Android. Nuestro sitio web tiene una excelente versión móvil, lo que significa que puedes usar las herramientas online que ofrecemos desde el navegador de tu dispositivo. El proceso para comprimir imágenes es el mismo que el de la versión de escritorio – carga tus fotos, selecciona el nivel de compresión que quieres y descarga tus copias comprimidas.

Comprimir imagen online